Diaspora ReSTART

Proiect cofinanțat din Fondul Social European prin Programul Operațional Capital Uman 2014-2020

FINALIZAN LOS PRIMEROS CURSOS DEL PROGRAMA DE FORMACIÓN EMPRESARIAL

Siguiendo el calendario previsto, el pasado miércoles finalizaron los dos primeros cursos on-line orientados a desarrollar las habilidades empresariales de sus participantes. La próxima semana concluirá el tercero de los grupos.

Estas acciones formativas se enmarcan en el Programa de formación empresarial del proyecto Diaspora Restart, cuyo objetivo es fomentar el espíritu emprendedor de la ciudadanía rumana que se encuentra en la diáspora, a través de una combinación de acciones integradas de capacitación (asesoramiento y tutorización) y financiación.

Gracias al itinerario formativo gestado en el contexto de dicho proyecto, las 50 personas instruidas, han recibido enseñanzas útiles, principalmente en cuatro grandes áreas: emprendimiento y legislación, gestión empresarial, desarrollo sostenible y el plan de negocios.

Al alumnado que ha superado con éxito la fase de formación, se le permitirá inscribirse en el Concurso de Planes de negocio, donde los 60 mejores planes de negocio podrán recibir una subvención no reembolsable de hasta 40.000 €. Para acceder a este régimen de ayudas de mínimis, las potenciales empresas han de cumplir las siguientes condiciones:

  • Estar legalmente constituidas en Rumanía y desarrollar su actividad en Rumanía.
  • El representante legal de la empresa no ha sido sometido en los últimos 3 años a una condena dictada por sentencia firme, por razones profesionales o éticas-profesionales.
  • El representante legal de la empresa no ha sido condenado por sentencia firme por fraude, corrupción, participación en organizaciones delictivas u otras actividades ilegales, en detrimento de los intereses financieros de la Comunidad Europea;
  • El representante legal de la empresa no proporciona información falsa.
  • Es directamente responsable de la preparación e implementación del proyecto y no actúa como intermediario para el proyecto propuesto a ser financiado;
  • No fue objeto de una orden de recuperación tras una decisión previa de la Comisión Europea de declarar que la ayuda estatal era ilegal e incompatible con el mercado común o cuando se haya tomado una decisión de este tipo, ya se ha ejecutado y la ayuda se ha recuperado por completo, incluidos los intereses recuperables.
  • No tienen deudas públicas y han pagado a su debido tiempo los impuestos, obligaciones y otras contribuciones al presupuesto estatal, los presupuestos especiales y los presupuestos locales previstos por la legislación vigente;
  • Cumple con las condiciones establecidas en la Guía del solicitante – Condiciones específicas de “Diaspora Start up”, es decir: emplear al menos 2 personas en el negocio (empresa) financiado por el esquema de mínimis; garantizar el funcionamiento de la empresa respaldada por el régimen de mínimis durante un período de al menos 12 meses durante la ejecución del proyecto relacionado con el contrato de financiación; garantizar un período de sostenibilidad de al menos 6 meses, en el que el beneficiario de la ayuda garantizará la continuación de la operación comercial, incluida la obligación de mantener los trabajos asumidos; cumplimiento de los objetivos del plan de negocios aprobado por el proyecto.
  • El importe total de la ayuda de mínimis del que la empresa se ha beneficiado durante un período de tres años consecutivos (2 años fiscales anteriores y el año fiscal en curso), acumulado con el importe de la asignación financiera concedida en virtud del régimen, no excede el equivalente en lei a 200.000 euros (100,000 euros para empresas individuales que transportan bienes por cuenta de terceros o contra reembolso). Estos límites máximos se aplican independientemente de la forma de la ayuda de mínimis o del objetivo perseguido y de si la ayuda se financia con cargo a fuentes nacionales o comunitarias.

¡¿Te interesa esta iniciativa y quieres inscribirte en el proyecto?!!

Accede a nuestro formulario on-line:

https://metodogroup.typeform.com/to/QFKL51

 

O contacta en el nº de teléfono gratuito +34 900 812 902

También dispones de las siguientes direcciones de e-mail:

jorge.restart@metodogrupo.com

pilar.restart@metodogrupo.com

ana.restart@metodogrupo.com

Prosiguen la formación on-line en Diaspora ReStart

Ayer dio comienzo el sexto grupo formativo coordinado por Método en el contexto del Programa de capacitación en competencias emprendedoras. Actualmente 154 alumnos reciben formación a través de la plataforma on-line desarrollada por Método y se prevé que sean un total de 400 personas las que completen con éxito el itinerario formativo. Cada grupo formativo agrupa alrededor de 25 estudiantes que están siendo tutorizados por docentes especializados, que facilitan al alumnado la adquisición de los conocimientos teóricos y prácticos propios para iniciar y consolidar un proyecto emprendedor.

En la formación on-line, el docente es el elemento básico en la formación, actuando como facilitador y responsable de que se alcancen los objetivos de aprendizaje. Hoy queremos exponer cuales son las principales funciones del formador en la teleformación:

  • Función facilitadora o de ayuda. El formador ha de ser un guía para el alumno, ayudándole de cara a la adquisición de los contenidos. El aspecto básico será su capacidad de motivar a los alumnos, para lo que debe: ser auténtico y sincero, creando un clima de confianza y seguridad; mostrar empatía hacia los alumnos, siendo receptivo a sus intereses y motivaciones; y, ser considerado y respetuoso hacia los alumnos y sus participaciones en el aula.

 

  • Función pedagógica. Es la función principal del formador, consistente en impartir la materia y estimular el aprendizaje del alumno, su capacidad de análisis crítico, de síntesis. Para ello ha de facilitar al alumno: información; fuentes de la información; procesos y herramientas para manejar y analizar la información; capacidad de analizar y valorar la información; y mecanismos de autoevaluación.

 

  • Función de planificación-organización. La formación debe ser un proceso sistemático y planificado, por lo que el docente debe diseñar y gestionar la formación. Para ello debe realizar una serie de tareas previas y posteriores a la impartición de la acción formativa: evaluar las necesidades de formación del grupo; delimitar los objetivos específicos de la enseñanza; organizar y seleccionar los contenidos de aprendizaje y/o adaptarlos al grupo si es necesario; definir la metodología a seguir; seleccionar los recursos a emplear, asegurándose de que funcionan correctamente y están disponibles; y evaluar el desarrollo de la acción formativa.

Función reguladora del grupo. Debe intentar que el grupo esté cohesionado, evitando tensiones, corrigiendo incidencias negativas, dirigiendo a todos los participantes hacia sus objetivos.

Comienzan los cursos de formación on-line de Diaspora ReStart

La semana pasada, Método Estudios Consultores, ha puesto en marcha los cursos de formación on-line previstos en la actividad 3 del proyecto Diaspora Restart POCU/89/3/7/107561, iniciativa donde Método forma parte del partenariado. El viernes dieron comienzo dos grupos de 25 personas y hoy inicia la formación un nuevo grupo con 24 personas. Los 74 alumnos estarán tutorizados y dinamizados por tres docentes, gracias a las herramientas que proporciona la teleformación.

El curso dotará al alumno de los conocimientos y habilidades específicas necesarias para poner en marcha una empresa en Rumanía. Este Programa formativo, de 50 horas de duración, permitirá, entre otras cuestiones, profundizar en los aspectos metodológicos para la elaboración de un plan de negocios, que representa el proyecto final que ha de presentar el alumnado para captar el interés de los tomadores de decisiones del proyecto.

Los planes de negocio que presenten los participantes en el proyecto Diaspora ReStart recogerán los principales aspectos del negocio que desean poner en marcha. El plan de negocios deberá describir claramente, además de cuáles son las metas y objetivos de largo plazo que pretende alcanzar, los siguientes puntos: la estrategia de implementación del plan, un análisis DAFO, un esquema organizacional y la política de RR.HH., los principales productos/servicios, un análisis del mercado y de la competencia, la estrategia de marketing y la proyección financiera del negocio.

La duración aproximada de este proceso formativo es de tres meses, período en el que la evaluación de competencias adquiridas será on-line y continuo, y finalizará con la presentación del plan de negocio antes mencionado, cuya evaluación permitirá seleccionar a los 60 emprendedores y sus ideas de negocio, que recibirán soporte financiero a través de ayudas de mínimis.

En las próximas semanas, otros alumnos se incorporarán al proceso formativo, hasta alcanzar un total de 400 personas que han de recibir formación orientada a desarrollar las capacidades y las actitudes básicas necesarias para abordar cualquier proyecto empresarial.

« Siguientes entradas